Sterculia apetala, Panamá

Sterculia apetala, Panamá

El árbol posee un tronco, que puede alcanzar un diámetro de 2 metros, es recto y desarrolla a menudo, sobre todo cuando es de gran tamaño, unos contrafuertes de hasta 3 m de altura, que le sirven del apoyo y soporte necesarios por su corpulencia, ya que llega a medir de 25 hasta unos 50 m de altura.

Se reproduce por semilla. Durante el período de crecimiento requiere de sombra para su desarrollo. Es un árbol exigente en cuanto a suelos, sus raíces son profundas y tiene una vida larga. Las hojas son acorazonadas y cuando son jóvenes presentan la cara inferior tomentosa. Las flores son moradas y poco vistosas. El fruto está compuesto de 4 o 5 folículos péndulos, dehiscente con 2 a 4 semillas aladas de color marrón. Los frutos del árbol son cápsulas verde-amarillas de hasta 10 cm de largo. En la estación seca, el árbol pierde su follaje.

La madera del árbol es ligera, adecuada para la producción de madera contrachapada.

El nombre genérico “Stercus” significa “heces”. Esto se debe al olor característico de las hojas y las flores. Diversas fuentes sugieren que el nombre de este árbol se usó para el bautismo del país de Panamá. El árbol también es el árbol nacional de este país.

Las semillas del árbol son teóricamente comestibles y tienen un alto contenido de almidón y grasas. Asadas se parece al sabor del maní. Cuando se consumen junto con agua, pueden tener un efecto laxante.

Hay diferentes variantes de este árbol:
Sterculia allenii E. Taylor
Sterculia apetala (Jacq.) H. Karst.
Sterculia recordiana Standl.

En nuestro programa de reforestación, tenemos dos de ellos:
• El árbol de Panamá con hojas en forma de estrella con superficie lisa y plana es encuentra más en la zona del Pacífico.
• El árbol de Panamá con elementos de hoja gruesa y ancha se encuentra más fácilmente en el Atlántico.

Conviértase en un padrino de árbol porque con nuestros árboles de la selva puedes fijar el CO2 y descender su presencia ayudando al cambio climático.