Spondias mombin, Jocote, Jobito, Jobo

Esta especie tiene una gran diversidad genética y ofrece una gran cantidad de usos para humanos y animales. El árbol crece en la selva tropical o en la costa y llega a tener hasta 30 m de altura. Las ubicaciones preferidas son los suelos drenados, es decir, pendientes.

Las frutas ovaladas, ricas en vitamina B1 y C poseen una pulpa que tienen aproximadamente 2.5 cm de ancho y 4 cm de largo.

El árbol se puede propagar tanto a través de semillas como de esquejes. A menudo se encuentra en los pastos de ganado. Si las hojas se rompen, huelen a aguarrás. El jugo de árbol es de látex y se puede usar como adhesivo.

El árbol tiene cierta similitud con el cedro español, pero el tallo de esta especie tiene una corteza rugosa y corchosa con surcos verticales distintivos.

Estudios científicos, confirmaron numerosas propiedades médicas del árbol: antiinflamatorio, antiviral, antibacteriano, antifúngico y antimicrobiano, se utiliza para la curación de heridas y se puede usar para el aborto. El árbol es resistente a la sequía y al fuego. En caso de emergencia puede beber el agua de sus raíces.


En Costa Rica, los vendedores ambulantes también venden frutas agrias. Hay numerosas recetas para prepararlas.

Se informa que un árbol con frutos maduros atrae a cerdos salvajes y domésticos desde muy lejos. A las abejas también les gusta mucho visitar las flores del árbol. Otros animales de la selva que valoran el árbol como fuente de alimento son murciélagos, pájaros, monos y otros mamíferos que viven en los árboles.

Otras variantes importantes son Spondias purpura, Spondias radlkoferi y Spondias dulcis.
Las diferencias son especialmente notables en los frutos. Así Spondias radlkoferi tiene solo frutas verdes, mientras que las de Spondias mombin son amarillas o anaranjadas cuando maduran.

Nuestros patrocinios de árboles son un gran regalo para alguien que ya tiene todo. ¿Por qué no regalar un árbol para un cumpleaños?