Brosimum alicastrum, Ojoche

Brosimum alicastrum, Ojoche

El árbol contiene un látex lechoso que es apto para su consumo y que antes se usaba como sustituto de la leche materna. Los frutos del árbol, muy populares entre los mamíferos y aves, contienen aminoácidos. Los murciélagos son principalmente responsables de la distribución de las semillas.

El árbol fue plantado por los mayas en Guatemala, y se dijo que se colocaba un árbol de este tipo en cada tumba, para que en el más allá no les faltase de nada. De hecho, la fruta del árbol es muy nutritiva. Produce alrededor de diez veces más proteína por hectárea que el maíz. (Para más detalles sobre los valores nutricionales de la fruta del ojoche, vea la tabla en la galería). El triptófano contenido en las nueces ayuda con la hipertensión, reduce el estrés y ayuda a conciliar el sueño. Las semillas secas deben tener un sabor a chocolate, mientras que la fruta es ligeramente amarga y dulce, con notas de melocotón y zanahoria. La consistencia de la fruta es suave, pero al mismo tiempo nítida.

Durante una hambruna en el noroeste de Costa Rica entre 1953 y 1954, ayudó con la alimentación a la población. Diez años después, sin embargo, innumerables de estos árboles fueron talados para producir paraguas. Esto casi llevó a la extinción de este valioso árbol.


También es interesante saber que su látex ayude contra los problemas estomacales. En forma diluida ayuda con los ataques de asma.

Además de la especie Brosimum alicastrum, también plantamos Brosimum utile (span.: Lechoso). Este último tiene una similitud con la nuez dorada y las hojas menos puntiagudas en la etapa juvenil.

Tabla de origen: Instituto Nacional de Nutrición, México

Otras Fuente: Folleto “El Ojoche – Alimento Natural de los Bosque Tropicales”

Con su apoyo, podemos aumentar los bosques tropicales para ayudar a La Gran Lapa Verde y su desarrollo. ¡Apadrine un árbol!